martes, 18 de abril de 2017


La danza de los continentes de Guillermo Maqueda.



Un momento en el metro...

Y ahí, entre el bullicio y el movimiento de la gente con paso programado y automático, se imponían los acordes de una guitarra, flotando entre los túneles del metro..Mi paso danzaba con los sonidos melancólicos sintiéndome levitar pausadamente, entre la rigidez y la prisa de la oscuridad de las almas.



Abrirme a la experiencia abandonando toda resistencia.

Respirar, respirarme en este momento y acogerlo con todo lo que conlleva.

Recibir el dolor/sombra y el placer/luz que todo acontecimiento guarda.

Todo lo que acontece es bueno para mi, para mi crecimiento y sanación.

Acompañarme, cuidarme, sostenerme, calmarme....sea lo que sea que me pase.

Lo que veo es lo que estoy preparada para ver y afrontar.

Confiar en la naturaleza y en la sabiduria milenaria de los chamanes, confiar en mi y en el momento.

En definitiva: Abrirme, respirar, recibir, acompañarme y confiar.

 



Momentos de un proceso.

foto de josep Guiolà


"(...) Pero para llegar a esto que estoy contando, he tenido que hacer primero de todo un retorno a mi mísma, un viaje al interior, una vuelta a casa. Para ello, he desandado la parte proporcional a lo que me había alejado de mí y empezar a construir de nuevo, ahora desde otro lugar, más conectada.(...)"



" (...) Darme cuenta de que estar en “casa” significa que todo lo que me conforma como “persona” no me sirve ya, es obsoleto. Verlo, me ha llevado de cabeza a una crisis donde todo se desmorona y me siento como estar en una especie de desierto, árido y hostil, donde no puedo sostenerme sin ayuda de mis viejas muletas. Me quedo sin apenas recursos y descubro mi falta de autoapoyo. Quien soy entonces realmente? Ahí toco vacío y angustia. Ese vacío, entonces se convierte en un vacío fértil donde puedo llegar a ser quien quiero ser. Llegados aquí, parece muy fácil no? Ah! Vale! Enigma resuelto....pues no, es una vuelta a la espiral, se abren nuevos miedos, angustias y confusiones. Y veo, que esto es sólo el principio.(...)"


 
"(...)Estaba triste y he estado en la tristeza, por eso no se qué me pasa exactamente, tenía la sensación de estar con lo que hay. Quizás es que algo se ha abierto, algo que va más allá de los acontecimientos recientes, es como si se hubiera sacado algo que obstruía, que no tenía que estar ahí. He hecho un dibujo automático que finalmente ha venido a ser un corazón al que le extraen algo que estaba clavado, como una especie de trozo de hielo...es como si el corazón se estuviera descongelando, fundiéndose....Me parece todo muy simbólico, casi mágico y también muy real.(...)"


 
"(...)Poco a poco voy viendo que ese miedo es el miedo de la niña herida que se destapa cuando no es atendida, cuando no me coloco en la adulta, cuando se dispara, cuando la dejo sola. He podido comprobar que cuando la acompaño y le doy seguridad, ese miedo se rebaja. Aunque reconozco que pocas veces puedo colocarme ahí de momento, es un proceso, un entrenamiento. Pero ya he visitado ese lugar, ya lo conozco.(...)"

 
" (...) Hoy es Martes 14 y puedo decir que “Peter Pan ha muerto”. Después de hablar sobre ello, decidí volver a ver la película y observar qué se movía después de tanto tiempo, con qué me conectaba y si lo que veía de él estaba actualizado en el presente o era fruto más bien de una idealización infantil. De este personaje, me fascinaba su libertad, la idea de querer ser un niño siempre, de ser descarado, valiente, admirado por todos y de hacer lo que se le antojaba sin importarle la opinión de los demás y ninguneando a la autoridad. Después de volverla a ver, me di cuenta de que lo había idealizado de tal manera que mi óptica del personaje era sesgada. Ayer pude ver el otro lado. Sin entrar en analizar la visión totalmente machista y patriarcal de la película infantil (donde él es el macho alfa y todas las féminas que aparecen están escandiladas con él y hacen todo lo posible para captar su atención, desde Wendy y Campanilla pasando por la Sirenas y la Hija del Gran jefe Indio) vi a un Peter pan egocéntrico y narcisista, que busca en Wendy a una madre que le atienda y la tenga a su merced para cuando él la necesite, mientras se ocupa de mirarse el ombligo y hacer alarde de su pedantería. Le encanta ser el centro y que le adulen y cuando no consigue lo que quiere, monta un cirio, una pataleta infantil. Porque Peter Pan es sólo eso, un niño immaduro que no sabe hacerse cargo de él mísmo, que sólo busca atención pero que no es capaz de cuidar a nadie. Y ahí he descubierto parte de mi identificación con el personaje y un cierto anhelo de querer ser como él.

Su idea de independencia, libertad y autosuficiencia fictícia, esconde una necesidad de ser querido y atendido y una dependencia clara a Wendy. Sin los otros y otras, Peter Pan no es nada. Así que puedo decir que ha caído el mito, ya no admiro a Peter Pan, más bien siento compasión por él. Ahora se que quiero dejar de ser una niña y pasar a ser la adulta que se resposabiliza y que no busca salvadores. Ahora soy yo quien se hace cargo de mi niña.(...)"

miércoles, 5 de abril de 2017

Crecer de lado. (texto sin fecha de creación)





Crecemos no siempre hacia arriba o hacia adelante. A veces, crecer es retroceder, pero no como involución, sino para darse impulso y avanzar desde otra mirada, desandando lo corrido y tomando nuevas sendas.


Los instantes levitan hasta quedar suspendidos, anclados, cincelados en el cielo como una postal que se resiste a perecer.


No caminamos en linea recta hacia un destino visible, allá en el horizonte, más caminamos girando y girando en nuestro propio Samsara. Quizás, aquél que sea capaz de poner un pie fuera de la rueda, pueda caminar un tramo derecho.


Las encrucijadas ponen a cada uno, suspendendido cual péndulo, que oscila entre el todo y la nada, el ganar o perder, la vida o la muerte....O quien sabe, quizás se trate de verlo desde la linea recta que parte en dos el terrible dilema.

Monólogo desdoblado de soledades múltiples encontrados, Yo, con Yo mísma, con la que soy, la que fuí y la que quizás seré. Tertulia a cinco bandas en la que nunca nos acabamos de poner de acuerdo.    

sábado, 11 de febrero de 2017

Duelos y luces


De la importancia de dejarse afectar por el dolor.
 


 


Y a qué duele el duelo?

El duelo duele a punzada aguda, 
a vacío, a agujero negro,
a habitación desocupada.


El duelo duele a noche oscura, a trueno y tormenta,
a corazón sombrío de grito hacia adentro,
a gotas repicando en la ventana.


El duelo duele a silencio de eco sin palabra,
a largo suspiro suspendido en la lágrima, a murmullo
en la piel erizada....a pecho insuflado de anhelos del alma.


El duelo duele a ojos cerrados de escarcha en las pestañas,
a torrente desbocado
y mar en la garganta.


El duelo duele a ligera serenidad bajo la cama,
a autoengaño soslayado en ese paso estrecho
por donde deambulan los fantasmas.


domingo, 2 de octubre de 2016

Instantes de silencio......





"Te echo de menos,
y ese echarte en falta no encuentra alivio
en el profundo suspiro que se abre camino en el centro de mi pecho.
Suspiro que vacia la nada de ese espacio que hoy suena hueco."



"Y te siento, como la presencia ausente de aquello que estuvo.
Y te huelo, suave olor a jabón de niño,
que llevaba colgado en mis mechones durante las largas horas de espera.
Y te miro en el reflejo del pasado,
en el recuerdo ficticio que ya no pertenece a la vida...
y te leo en los mensajes que aún me llegan cuando la distancia entre los dos se hace insoportable."



"Y aun sabiendo que esto me separa de la vida, no puedo evitar entrar en la fantasia,en el recuerdo, en las nuevas historias que invento
cuando la nostalgia se hace densa y se acerca a mi pecho,
para asegurarse que aún queda la huella
de la primera vez que pusiste tu pie en mi acera."



"Y no estarás para recoger la lágrima que, precipitándose al vacío, se desliza
como la caricia de tus dedos resbalándose por mis mejillas".

lunes, 25 de abril de 2016

Margaritas deshojándose con Mozart


"desojando Margaritas" de Guadalupe Silvas.



   
Tanco els ulls per imaginar colors i formes a ritme de Mozart......
la respiració es fa més profunda i es dibuixa un canal que visualitzo llarg, fins el sexe,
que s'obre i s'aixample palpitant.

El piano sona i veig margarides desfullant-se, caient al vuit amb la lleugeresa d'una ploma.
Escric com si toqués.

Sento el meu sexe guanyant amplada...
sento volatejar papallones al bellmig que fan saltironets.

Uns llavis i una llengua em recorren l'orella, de baix a dalt, mentre paro atenció al balanceig del meus cos que transita pels núvols de l'imaginari.
Tinc una experiencia creativa.

La tristesa, la melangia d'aquestes notes de Goldberg.....la punxada al mig de les costelles que hem fa vessar la llàgrima.

Un viatge a l'interior, on tots els sentits es fusionen i donen espai per allò que no hi era.
Tot un amalgama generador d'altres maneres de dir....paraules que corren i volen.
Oïda, vista, cor, cos, inconscient, imaginació..... totes elles m'ofereixen un viatge endins.